Boquerones en Vinagre con Ajo y Perejil

  • Boquerones en Vinagre
    Tradicional

  • Boquerones en Vinagre
    con Tomate

  • Boquerones en Vinagre
    con Cebolla

  • Boquerones en Vinagre
    con Queso

  • Boquerones en Vinagre
    de Manzana


  • "Boquerones en Vinagre con Ajo y Perejil"

    Receta de Boquerones en Vinagre con Ajo y Perejil





    Esta es una de las recetas más clásicas que encontramos en Andalucía, donde son muy tradicionales estos boquerones en vinagre con ajo y perejil, una tapa perfecta que se preparada de forma sencilla.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de boquerones frescos
    - 200 ml de vinagre de manzana o vino
    - 50 ml de agua
    - Un manojo de perejil
    - Tres dientes de ajo
    - Sal
    - Aceite de oliva virgen extra


    Preparación:
    Para preparar esta receta vamos a comprar unos buenos boquerones frescos, que lavaremos bien por fuera y por dentro. Los abrimos por la mitad y les quitamos la cabeza, la espina central y las tripas. Al acabar los lavamos bien bajo el grifo y luego los metemos durante una media hora al menos en un recipiente con abundante agua fría o agua con hielo, para que pierdan toda la sangre.

    Después los colocamos en un recipiente plano, bien ordenados cubriendo la base, y se cubren con el vinagre mezclado con el agua y un poco de sal. Se dejan enfriar en la nevera al menos durante una noche entera. Al día siguiente se dejan escurriendo para quitarles todo el vinagre sobrante.

    Mientras tanto vamos a cortar todos los dientes de ajo en trozos pequeños, y hacemos lo mismo con el perejil bien lavado. Con los boquerones escurridos, vamos a colocarlos en un recipiente formando capas, y encima de cada una de ellas vamos a echar un poco de ajo y perejil picado, así hasta tener todos los boquerones bien colocados, acabando con una última capa de ajo y perejil.



    Acabamos echando una buena capa de aceite de oliva virgen por encima, cubriéndolos bien, y Coloca en un recipiente una capa finita de aceite, por encima colocamos todos los boquerones cubriendo el aceite. Ese recipiente lo cerramos y lo dejamos en el congelador al menos unas 24 horas a -20ºC por lo menos. Esto se hace porque comer pescado crudo o poco cocinado puede provocar Anisakiasis, una parasitosis provocada por el Anisakis, y esto se evita con la congelación del pescado. Sácalos del congelador la noche antes de comerlos, deja que se descongelen y sírvelos siempre bien fríos.